¿Cómo reclamar con Sense Legal la garantía de un producto?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Gracias al Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011), los consumidores tienen el derecho de “recibir el producto de conformidad con las condiciones que establece la garantía legal, las que se ofrezcan y las habituales del mercado”. Sin embargo, sabemos que en muchas ocasiones los consumidores tienen problemas al hacer valer las garantías de los productos que adquieren. Esto ha terminado ya que con Sense Legal te brindamos un alternativa rápida y eficiente para hacer valer la garantía de tus productos ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que es la autoridad nacional de protección al consumidor, y es una entidad que se caracteriza por su agilidad en estos procedimientos, y porque suele emitir decisiones favorables a los consumidores. Te contamos a continuación cuál es el procedimiento para reclamar la garantía de un producto.

La garantía es la obligación temporal y solidaria que tienen a cargo los productores, importadores, proveedores o expendedores de responder al consumidor por calidad, idoneidad, seguridad, buen estado y funcionamiento de los bienes y servicios que producen, proveen o expenden, de conformidad con las condiciones legalmente exigibles o las ofrecidas.

El término de la garantía generalmente es de un (1) año, salvo que el productor o expendedor anuncie otro término diferente. En este término, el productor o expendedor está obligado a incluir los siguientes aspectos en la garantía:

  • Reparación gratuita del producto y el suministro oportuno de repuestos.
  • Disponer de asistencia técnica de los productos.
  • Contar con disponibilidad de repuestos, partes e insumos y mano de obra capacitada.

El procedimiento inicia con la reclamación directa al productor o expendedor. Esto significa que el consumidor debe presentar su reclamo ante el productor o expendedor relacionado con la efectividad de la garantía. Una vez recibida la reclamación, el productor o expendedor deberá contestar el reclamo del consumidor en un término no mayor a 15 días hábiles.

A continuación, si la respuesta del productor o expendedor no es favorable, es posible iniciar el procedimiento ante la SIC, con la presentación de una demanda con base en el Estatuto del Consumidor.  Con la demanda de protección al consumidor, se persigue la reparación o cambio del bien o la devolución del dinero pagado a través de la efectividad de la garantía, y es posible solicitar una indemnización de perjuicios.

La demanda de protección al consumidor debe contener cierta información mínima: identificación clara de las partes, debe indicarse cuál es el tipo de protección requerida por el consumidor, cuáles son sus pretensiones y su cuantía, una estimación de los perjuicios, descripción de los hechos, expresar los fundamentos jurídicos en que se sustentan las pretensiones, indicar las pruebas e indicar los canales de notificación.

Esta acción de protección al consumidor, no solamente incluye temas relacionados con garantías, sino que abarca también las siguientes áreas: Telecomunicaciones, fallas en productos o de baja calidad, problemas en la prestación de un servicio, incumplimiento de garantías, información y publicidad engañosa, problemas asociados al precio de un producto o servicio, entre otros.
Para presentar una demanda de protección al consumidor no es requisito contar con un abogado. Sin embargo en Sense Legal conocemos que estas reclamaciones suelen tener una alta complejidad, además significan un gasto importante en tiempo y recursos, así que eligiéndonos, te podremos brindar asesoría de un abogado experto en este tipo de procesos para que tengas una mayor probabilidad de éxito y llevar a buen término tu solicitud. Para tramitar tu reclamación, puedes contactarnos en nuestra página web y redes sociales para que un asesor se encargue de tu caso. Conoce nuestras tarifas, servicios y otra información relevante en www.sense-legal.co

Otros blogs